República Checa

El incremento de los beneficios y la creciente demanda exterior impulsan el éxito de los negocios en toda la República Checa.

La economía checa es una de las más fuertes en Europea Central y del Este, centrando su actividad comercial en una fuerte demanda de servicios externalizados y una población activa productiva en los sectores industriales. Los incentivos a la inversión y el apoyo del gobierno a la creciente Inversión Extranjera Directa (IED) han contribuido igualmente a un entorno de mejora para las empresas.

Sin embargo, el incremento de los salarios, un complejo sistema fiscal y la creciente competencia proveniente de los países vecinos requiere de líderes con la capacidad de hacer sobresalir sus compañías.

Odgers Berndtson reúne una red global de partners que pueden asesorar y proporcionar apoyo a las empresas checas y multinacionales a desarrollar fuertes equipos directivos.

Oficinas