Dirijo una empresa del sector de transporte por carretera, con 40 empleados y autónomos, que en el último año y medio se ha visto afectada por la caída de la demanda y la creciente competencia. Durante los últimos meses hemos estado centrados en el ajuste de estructura y racionalización de costes para adaptarnos a la nueva situación, pero tengo la sensación de que no es suficiente. Éste es un sector muy tradicional en el que es difícil implantar cambios, pero necesitamos modificar la cultura de la organización (un tanto funcionarial) para enfocarnos hacia el servicio al cliente, las nuevas tecnologías y la gestión moderna. ¿Cómo puedo poner en marcha una nueva dinámica que ilusione al equipo, sin crear problemas adicionales en nuestro día a día, que ya es bastante difícil? J.A.G. Vizcaya

RESPUESTA. La duda que se le presenta es bastante habitual en estas circunstancias y afecta a un colectivo, el de las pymes, sobre el que descansa el futuro del país y que está sufriendo más que ningún otro la coyuntura económica en la que nos encontramos. En todos los negocios, por muy tradicionales que sean, siempre hay debilidades que se traducen en amenazas para la supervivencia de la empresa, pero también hay fortalezas que pueden convertirse en oportunidades. Lo importante es diagnosticar a tiempo las primeras e identificar y aprovechar, también a tiempo, las segundas.

Muy probablemente por la dimensión de su empresa, por el sector y por la propia dinámica del día a día, no haya caído en la cuenta de que puede necesitar "un agente transformador". Ese agente puede ser externo, en forma de empresa de consultoría con experiencia en procesos de gestión del cambio, que analice la idoneidad de sus procedimientos y procesos, o también puede ser un directivo con un perfil profesional experimentado en estas situaciones, que no esté trabajando en su organización actualmente y a quien, por tanto, tendrá que reclutar.

Si la opción de incorporar a un agente transformador externo fuera inviable, por razones económicas o de otro tipo, la recomendación es que proceda a analizar el equipo humano con el que cuenta y que localice a las tres o cuatro personas clave más predispuestas al cambio. Trabaje con estas personas para mentalizarlas respecto a la nueva orientación que quiere para el equipo, y facilíteles la entrada en un programa de formación intensiva en las áreas en las que quiere mejorar, como orientación al cliente, nuevos usos de la tecnología o técnicas modernas de gestión. Probablemente no le será difícil encontrar en su zona escuelas de negocios o de gestión que dispongan de cursos intensivos sobre estas materias.

A partir de ahí trace un plan que le implique a usted y a ese "núcleo duro" para trasladar las nuevas directrices al resto de la organización y poner en marcha su nuevo modelo. Puede que en el proceso detecte carencias en la plantilla para cubrir determinadas áreas, en cuyo caso -y según el nivel del puesto- puede necesitar la colaboración de una empresa de búsqueda de directivos, o una empresa de selección de personal, que sin duda le ayudarán a cubrir sus necesidades con los mejores candidatos.

- Luis José Murillo, Director General de Odgers Berndtson

Luis José Murillo

Publicaciones

Insight

Consejos de carrera para llegar al Comité de Dirección

No importa lo joven que seas ni lo lejos que estés del Comité de Dirección, estas 8 simples regla...

Insight

El escenario de 2020...

...se regirá por una constante incertidumbre y cambios organizativos y tecnológicos. Serán necesa...

Insight

The pursuit of happiness

What motivates top executives around the world?