Un directivo en retirada haciendo contratos

08 jun. 2008

Un directivo en retirada haciendo contratos

Como Director de Recursos Humanos de una compañía auxiliar del automóvil, estoy desarrollando un proceso de búsqueda del director de una de nuestras plantas en colaboración con una firma de cazatalentos. Es un puesto bien pagado y con peso. El problema es que, desde hace meses, yo mismo estoy en proceso activo de búsqueda de empleo por diferentes desencuentros con la dirección. Y se lo he comentado al cazatalentos. Me siento incapaz de convencer a alguien para que se incorpore a la empresa, sabiendo que es un hervidero de tensiones y conflictos y que estoy en proceso de salida, pero no puedo desentenderme sin levantar sospechas. ¿Cómo puedo resolver la situación sin perjudicarme a mí mismo ni a los candidatos al puesto? F.H. Valencia

RESPUESTA. Lo primero es asegurarse de que el consultor que está llevando a cabo el proceso de búsqueda tenga toda la información, por muy poco favorable que sea. Así identificará a candidatos que puedan enfrentarse a la situación que describe. Lo que para usted es un “hervidero de tensiones y conflictos”, para una persona con el perfil adecuado, puede ser un reto y una oportunidad, siempre que tenga información.

Obviamente, no va a entrevistar a los candidatos diciéndoles que está pensando abandonar la empresa; mientras esté trabajando debe intentar actuar con rigor y profesionalidad, sin esconder información relevante y sin dramatizar. La percepción que usted tiene acerca del problema puede estar condicionada por la suya propia y su estado de ánimo. Es de suponer que la decisión sobre la posible contratación del candidato finalista, será una decisión colegiada y compartida y, por tanto, no de su exclusiva responsabilidad.

Por otra parte, y puesto que explorará un posible cambio de puesto, puede que éste sea un buen momento para hacer balance de su carrera y analizarse. Si está seguro de que quiere cambiar, sería conveniente que reflexionase para identificar los factores que verdaderamente le importan con vistas a incorporarse a un nuevo proyecto profesional. Con las ideas claras, estará en mejor situación para afrontar un nuevo reto. En cualquier caso, lo importante es mantener el mayor grado de objetividad posible con la consultora y los candidatos, así como con su empresa actual y, sobre todo, consigo mismo.

- Luis José Murillo, Director General de Odgers Berndtson España