Salir del estancamiento profesional

22 jun. 2014

Salir del estancamiento profesional

Tengo 37 años y soy ingeniero técnico industrial. Desde el inicio de mi vida profesional he trabajado en una única empresa de instalaciones y mantenimiento, inicialmente como jefe de obra y después como técnico de estudios/ofertas. Pasados ya 10 años, el proyecto de desarrollo profesional es inexistente; las condiciones económicas, muy insuficientes, y la posibilidad de promoción o cambio, imposible. En resumen, sufro un estancamiento profesional y siento la necesidad de cambiar tanto de empresa como de sector. Me planteo estudiar un máster y potenciar idiomas. Necesitaría saber qué áreas demandan ingenieros, que no sea el campo de las instalaciones, para elegir el máster y, por otro lado, conocer si existe la figura de "orientador laboral" que sepa evaluar mi potencial hacia otros sectores. J.M.S. Internet

RESPUESTA. Sobre el tipo de máster que mejor complete su formación, le recomendamos, sin lugar a dudas, que realice un MBA genérico, que es el más demandado por ingenieros, que pueda completar su formación técnica con formación económica, que le ayude a entender un balance, cómo funciona la contabilidad analítica, cómo se valora una empresa, además de otra formación más genérica en gestión y dirección. Un MBA tiene al menos otras dos ventajas: amplía su networking y le facilitará encontrar esa orientación laboral que demanda, porque el máster incluirá asignaturas en las que se tratará de medir su potencial, y porque probablemente cuenten con una persona, por ejemplo, la encargada de la bolsa de trabajo, que pueda asesorarle.

Cambiar de sector a su edad es algo complicado, las empresas suelen demandar perfiles en función de su experiencia profesional. Si bien es cierto que en otros países la realización de un MBA es un paso previo, en muchos casos hacia un cambio de actividad más radical, es menos frecuente en España. Si siente la necesidad de cambio y quiere saber dónde se están contratando ingenieros, la respuesta es fuera de nuestras fronteras. Por lo que apunta del idioma, Latinoamérica le está llamando claramente, siempre que sus condiciones familiares lo permitan. Por ejemplo, sabemos a ciencia cierta que en Brasil se demandan actualmente ingenieros especialistas en mantenimiento para obra lineal.

En cuanto a la figura de "orientador laboral" estrictamente hablando, que de manera retribuida realice los servicios que menciona, no tenemos conocimiento de que exista. Pero cualquier profesional de recursos humanos bien preparado puede darle buenos consejos y orientarle profesionalmente.

- Carlos Cortés, Director Asociado de Odgers Berndtson