Reestructuración en los niveles de dirección

22 sep. 2013

Reestructuración en los niveles de dirección

Dirijo una pequeña empresa de artes gráficas especializada en cartelería publicitaria. Hemos sufrido, como tantas empresas, un recorte en el nivel de facturación, con el consiguiente ajuste de personal, de inversiones y de cartera de productos. Creo que la estructura directiva está sobredimensionada - cinco directores de área - y me gustaría ajustarla, pero quisiera conocer su opinión sobre qué áreas son críticas para cualquier empresa y cuáles se pueden integrar con un máximo de dos o tres responsables. J.J. Internet.

RESPUESTA. En una coyuntura como la actual, asegurar la continuidad del negocio es el objetivo fundamental para muchas pequeñas y medianas empresas. Esto pasa por ajustar la estructura, identificando las capas más productivas y rentables y posteriormente a los miembros de la misma con las competencias más adecuadas, entre las que no puede faltar la orientación al servicio y al cliente.

En este momento, contrastar si los profesionales de la organización tienen el perfil de competencias requeridas por el negocio se ha convertido en una inversión muy rentable y permite tomar decisiones más ajustadas en los procesos de reestructuración.

Desconociendo cuál es la estructura de la empresa, su estrategia y, sobre todo, los perfiles de las personas que ocupan los puestos de dirección, normalmente es relativamente sencillo encontrar sinergias entre las áreas de soporte: finanzas, recursos humanos, sistemas de información, en las que con frecuencia, en las pymes, se encuentra la misma persona al frente de las tres, rodeado por expertos en cada una de las materias.

De hecho, es cada vez habitual externalizar procesos, tales como la administración de personal, las nóminas, inclusive la selección y actividades de administración pura: contabilidad, impuestos, etcétera.

La administración de los sistemas de información también puede estar externalizada, evitando tener que hacer costosas inversiones en infraestructura tecnológica y los recursos humanos asociados a ella.

En definitiva, el objetivo tiene que ser liberar el mayor número de recursos no adecuadamente utilizados para impulsar el negocio.

- Luis José Murillo, Director General de Odgers Berndtson