Soy un licenciado en Economía de 30 años que lleva seis trabajando en banca de empresas como analista de riesgos, tras realizar un máster para el que fui becado por una entidad financiera. No puedo quejarme de mi situación profesional y salarial, pero siento que no estoy dedicando mi tiempo a cuestiones que realmente me interesen, ya que mi trabajo tiene una parte administrativa considerable y llega a ser bastante monótono. Me desagrada pensar que pasaré años realizando más o menos las mismas tareas, incluso aunque ascendiera en mi empresa. Ahora pienso que mis pasos se encaminaron demasiado pronto y encuentro que me sentiría más realizado si hubiera continuado estudiando economía, en un postgrado que me hubiera permitido trabajar en puestos de perfil más acorde con mis intereses, que realmente son más académicos que profesionales, o bien opositando a puestos con un perfil más económico. En estos momentos, tengo cierta libertad personal para empezar de nuevo, así como ahorros suficientes para estar un tiempo sin trabajar, dedicado al estudio. Pero soy bastante averso al riesgo y pienso que puede ser algo tarde para dar el paso. ¿Qué opinan? F.P. Internet

RESPUESTA. No es tarde, en absoluto, de cambiar el rumbo de una carrera profesional a los 30 años. Ni siquiera ha superado la mitad de toda su vida laboral, si se tiene en cuenta que, por lo general, las expectativas llegan hasta los 65 años.

Si realmente está decidido a un cambio, tiene bastantes medios para minimizar el riesgo, que es lo que le preocupa. Si cree que le hace falta completar su educación con un postgrado que le permita dirigirse profesionalmente a áreas de mayor interés profesional para usted, póngase manos a la obra.

Comience el proceso de exploración mientras todavía esté trabajando: tipos de cursos y postgrados (másteres, doctorados, etcétera), universidades (en España o en el extranjero), puesta al día de idiomas (inglés al máximo nivel), becas (hay muchas instituciones que ofrecen ayudas, a lo mejor incluso su propia entidad), oposiciones (¿a qué puedo optar?, ¿qué es necesario hacer?).

Este período de búsqueda de información le ayudará en la toma de decisiones y a valorar sus posibilidades. Además de que servirá para minimizar el riesgo que asume.

Una vez que a punto de incorporarse al curso elegido, tendrá los datos que le permitirán decidir si deja su trabajo definitivamente o si solicita una excedencia para intentar reincorporarte más tarde en otra posición.

En fin, fórmulas para hacer lo que queremos hay muchas y muy diversas. La única que no me parece válida es perder la ilusión y resignarte a los 30 años sin haber intentado hacer lo que realmente quiere.

- Sonia Mª Pedreira de Pinho, Consejera Delegada de Odgers Berndtson España

Sonia Mª Pedreira de Pinho

Publicaciones

Insight

Consejos de carrera para llegar al Comité de Dirección

No importa lo joven que seas ni lo lejos que estés del Comité de Dirección, estas 8 simples regla...

Insight

El escenario de 2020...

...se regirá por una constante incertidumbre y cambios organizativos y tecnológicos. Serán necesa...

Insight

The pursuit of happiness

What motivates top executives around the world?