Puesto seguro o proyecto de cooperación

13 jul. 2008

Puesto seguro o proyecto de cooperación

Trabajo en un puesto directivo de nivel medio en una importante compañía del sector Servicios, y no me puedo quejar. He progresado adecuadamente, con crecientes responsabilidades, y tengo la perspectiva de seguir creciendo a medida que corra el escalafón. Pero, gracias a que soy soltero, he pasado mis últimos veranos en Latinoamérica, colaborando con una ONG que desarrolla proyectos comunitarios. Y me han ofrecido pasar un año como “liberado”, encabezando un proyecto educativo, lo que supondría pedir un año sabático en la empresa. Creo que estarán dispuestos a concedérmelo, pero temo que a mi vuelta haya perdido el tren de los ascensos, ya que aquí hay muchos y buenos profesionales de mi edad (32 años). Pero el cuerpo me pide irme, aunque la empresa me gusta, y no sé qué hacer. ¿Qué me aconsejen? J.G. Madrid

RESPUESTA. Acepte el ofrecimiento. Lo que dice que le pide el cuerpo, bien reflexionado, es lo que le pide el espíritu, y las cosas del espíritu con más auténticas que las del cuerpo.

Cada proyecto de su carrera es como una ecuación que consiste en: aportar más aprender es igual a consolidar. Muy probablemente lo que va a aportar, aprender y consolidar en esta otra institución de cooperación va a superar con creces lo que podría seguir haciendo en su misma empresa durante el próximo año.

Aun en el peor de los casos, y haciendo un esfuerzo para situarnos en el escenario más pesimista, todavía tiene mucha carrera por delante. Le queda por lo menos dos o tres veces el recorrido que ha hecho hasta ahora.

Acepte la oferta de la ONG, aprenda de la experiencia y, a la vuelta, en la hipótesis de que la compañía en la que trabaja ahora no le acepte o le admita sin un horizonte de carrera claro, seguro que tendrá otras alternativas.

En los estudios, en la carrera y en la vida, mucho más importante que investigar los puestos de trabajo que tienen mejor salida es ver qué es lo que realmente le gusta a uno, qué le pide el cuerpo y qué está alineado con sus capacidades. Alinee, pues, capacidades e intereses y se lo pasará mejor en su carrera, además de progresar en ella.

- José Medina, Presidente de Odgers Berndtson Iberia