"¿Pregunto al ""headhunter"" si me ha elegido?"

13 feb. 2011

"¿Pregunto al ""headhunter"" si me ha elegido?"

Hace casi dos meses fui contactado por una empresa de cazatalentos como posible candidato para cubrir un puesto de mi especialidad, la financiación de empresas en el departamento financiero de una compañía mediana. Tuve una entrevista con el "headhunter", y otra con el director financiero, y de ambas salí con una impresión positiva. El puesto me interesa, pero hace ya cinco semanas -con las Navidades de por medio- y no he vuelto a recibir noticias. ¿Sería mal percibido llamar al "headhunter" para saber qué pasó al final? T.I. Madrid

RESPUESTA. La mejor forma de salir de dudas es preguntando. No hay nada malo en ello, si se hace de la manera adecuada. Una llamada telefónica o, en su defecto, un breve correo electrónico al consultor que le entrevistó para contrastar así el estado del proceso.

Muchos candidatos piensan que si muestran interés en la evolución de un proceso en el que participan puede percibirse como un síntoma de ansiedad por parte del consultor. Pero debe considerarse como algo natural por parte de quien le ha entrevistado.

Puede que esté considerando otras posibilidades y deba informar al consultor del estado de las mismas. Es importante que, guardando la discreción y la confidencialidad adecuadas, las relaciones entre los consultores y los candidatos sean lo más transparentes posible. Teniendo en cuenta el plazo transcurrido y las fechas que menciona, no es un periodo tan amplio como para creer que haya sido descartado, algo de lo que, por otra parte, debería haberle informado el consultor.

En muchas ocasiones, los periodos vacacionales pueden demorar más de la cuenta los procesos de selección. En cualquier caso, es importante aprovechar este contacto para dejar clara su disponibilidad a evaluar oportunidades en las que su perfil encaje o, por el contrario, ofrecer al consultor su experiencia o conocimiento del sector donde trabaje como posible fuente de información. Lo importante es que una vez que ha creado el vínculo con el consultor, lo gestione como una relación que solo puede ser beneficiosa para ambas partes.

- Luis José Murillo, Director General de Odgers Berndtson España