Nueva etapa en la gestión de una pyme

27 ene. 2013

Nueva etapa en la gestión de una pyme

Soy consejero delegado y socio fundador de una empresa de servicios. Llevamos casi dos años operando y nuestro crecimiento ha sido exponencial hasta alcanzar un tamaño relativamente importante. Mi implicación en el día a día ha sido muy alta, aunque he ido creando un equipo de gente joven y dinámica, sin mucha experiencia pero con buena formación y un alto nivel de compromiso. Me enfrento a una nueva etapa, pero no tengo claro cuál ha de ser a partir de ahora el esquema de funcionamiento óptimo. ¿Qué claves tengo que considerar para abordar esta nueva situación? J.G. Barcelona

RESPUESTA. Ha conseguido superar la fase de lanzamiento de una compañía, lo cual ya es todo un éxito. Deberá ir dando paso a una gestión más profesional y a la consolidación de sus fundamentos de negocio. Esta transición no es fácil, y le exigirá adaptar su estilo de dirección y su rol. Si lo ejecuta muy rápido pondrá en riesgo el negocio, y si lo hace demasiado lento perderá la velocidad de desarrollo que tenía hasta la fecha. Estas son las claves para conseguirlo:

  1. Deberá dejar atrás su forma de gestionar y liderar actual y dar paso a una nueva etapa que no tendrá vuelta atrás. Necesitará interiorizar este punto y explicárselo claramente a su equipo. La comunicación ha pasado a ser esencial.
  2. Defina su nueva estrategia. Los objetivos que ha perseguido hasta ahora seguramente ya no sean válidos. Luego tendrá que comunicar dichos objetivos de forma cristalina a su organización. Si hasta ahora ha estado centrado en el crecimiento, es posible que su objetivo ahora sea la rentabilidad y la consolidación del negocio
  3. No debe descuidar la gestión de sus clientes, lo más importante que tiene. No puede permitirse perder ningún cliente. Su trayectoria todavía es muy corta. No delegue la función comercial y siga poniendo el máximo esfuerzo en mantener su cartera de clientes.
  4. Fomente el desarrollo de su equipo, deje que asuman parte de la responsabilidad. Es importante que entiendan su nuevo rol, pasarán a tener mayor responsabilidad a la vez que desarrollarán mayor autonomía en su ámbito de gestión.
  5. Adapte su rol a la nueva situación. Deje que otros vayan ocupando la operativa diaria e invierta más tiempo en desarrollo de su equipo. Evolucione hacia una posición de liderazgo, estrategia y desarrollo del negocio. Identifique una "mano derecha" para evitar que esa función quede vacante: así podrá identificar los puntos de mejora desde una posición más externa.

En el complicado cambio de ciclo de una compañía tan joven lo más importante es conseguir profesionalizar y asentar los fundamentos de la firma sin que se resienta su cifra de negocios ni su ventaja competitiva.

- Vicente Segura, Socio de Odgers Berndtson Management Consultants