Nueva estructura para ganar agilidad

07 jul. 2013

Nueva estructura para ganar agilidad

Dirijo una pequeña empresa de tamaño medio dedicada a la fabricación y comercialización de productos de cuidado personal con más de 30 años de experiencia en el mercado. La caída del consumo ha generado una reducción importante de nuestro volumen de ventas y una erosión drástica del margen de negocio. En los últimos meses hemos desarrollado diversas acciones para mantener nuestra situación competitiva. Sin embargo, últimamente tengo la sensación de que somos más lentos para tomar decisiones, de que mi organización ya no es tan ágil y la comunicación entre los departamentos ya no fluye igual. ¿Cómo puedo cambiar esta inercia y recuperar la situación de agilidad anterior? G.C. Barcelona.

RESPUESTA. A lo largo de estos años habrá llevado a cabo diversas acciones para mantener su nivel de ventas o, al menos, minimizar la caída, y también para defender su nivel de rentabilidad, y es muy posible que sus equipos hayan estado sometidos a mucha tensión para adaptarse a una nueva situación de mercado más incierta. Esta nueva situación ha provocado que la organización que tenía y venía funcionando bastante bien hasta hace unos años ya no sea la más adecuada.

Ha de tener en cuenta que su organización es el corazón de su compañía, y por tanto necesita que sea muy ágil y dinámica y que garantice una coordinación eficiente entre sus diferentes áreas, con comunicación constante y, sobre todo, agilidad para tomar decisiones.

Considere estas tres palancas para relanzar su organización y recuperar la agilidad:

  • Aplanamiento de la estructura: actualmente, los periodos de gestión son mucho más cortos y, por tanto, necesitamos modelos de gestión más planos y horizontales, con menos niveles jerárquicos, para identificar rápidamente los cambios de tendencia en el mercado y, especialmente, para garantizar una toma de decisiones más rápida y efectiva.
  • Concentración de funciones: la integración de departamentos genera mayor agilidad en la toma de decisiones, ya que el consenso requerido es menor, la comunicación va más rápido y los mecanismos de coordinación son mucho más dinámicos. Si, además, apuesta por externalizar los procesos y servicios que no sean clave para su compañía, también ganará agilidad y flexibilidad en su organización.
  • Visión global: es importante que oriente su organización hacia el exterior, al mercado global. Su nueva organización ha de ser capaz de liderar equipos localizados en diferentes zonas geográficas y asumir responsabilidades más globales.

Tenga muy en cuenta que cualquier cambio organizativo siempre va a generar resistencia en la plantilla. Está en su mano abordar este proceso con un liderazgo firme, mucha disciplina en la gestión del proceso y, sobre todo, un buen nivel de transparencia hacia toda su organización. Si lo lleva cabo, seguramente recuperará la agilidad organizativa que tanto necesita.

- Vicente Segura, Socio de Odgers Berndtson Management Consultants