Moverse ante la posibilidad de ser sustituido

18 abr. 2010

Moverse ante la posibilidad de ser sustituido

Soy director financiero en una importante empresa de alimentación, en la que entré hace cuatro años, fichado por el anterior consejero delegado. El nuevo, que lleva tres meses en el cargo, nos confirmó en el puesto a los integrantes del comité de dirección, pero tras la Semana Santa ha anunciado la sustitución de los directores de marketing y grandes clientes, reiterando su confianza en el resto. Mi sensación es que poco a poco vamos a ir siendo sustituidos por un nuevo equipo de gente más joven, así que dudo entre esperar acontecimientos o empezar a moverme sin esperar al despido. ¿Qué me aconsejan? F.S. Barcelona.

RESPUESTA. En primer lugar, es lógico que la incorporación del consejero delegado conlleve un período de interinidad para el equipo directivo actual de la empresa. Muchas de las decisiones de sustitución de ejecutivos se pueden tomar en función de la coyuntura, la evolución reciente de la empresa o la estrategia que quiere llevar a cabo en los próximos años.

En este caso, el consejero delegado ha decidido reemplazar a dos directivos relacionados con el negocio y, aunque usted no lo confirma, todo apunta a que lo ha hecho con personas de un perfil distinto, más jóvenes. Es normal que sienta cierto desasosiego, pero, ante todo, no se precipite. Sin conocer sus circunstancias personales, parece que su edad es un tema que le preocupa. Sugerimos que analice el nivel de comunicación que tiene con su superior jerárquico y esté atento tanto al lenguaje verbal como al no verbal, así como a "leer entre líneas". Intente llegar a una conclusión sobre si, a través de la relación y la comunicación que tienen, existe el nivel de confianza suficiente.

No hace falta decirle que debe ser leal a su nuevo jefe y esforzarse para asegurar que su profesionalidad queda acreditada.

Por otro lado, es lógico que, simultáneamente, evalúe, de forma discreta, nuevas oportunidades profesionales. Estas oportunidades existen, a pesar de la coyuntura, y más aún, en la función que ocupa. Con todo el riesgo que pueda existir, la posibilidad de un cambio puede ser un factor para recuperar la ilusión. Ese cambio puede encontrarlo dentro de su propia organización o en otro proyecto empresarial.

- Luis José Murillo, Director General de Odgers Berndtson España