Formo parte del Comité de Dirección de una consultora mediana. El Director General nos ha pedido que colaboremos con la firma de Recursos Humanos, que va a realizar lo que llaman un "Management Audit", para evaluar posibles lagunas en la gestión. Mis colegas y yo nos sentimos como si afrontáramos un examen, y me gustaría saber qué podemos esperar y cuál es la actitud correcta ante este proyecto: ¿Cómo puedo demostrar al “auditor” que tengo mi área bajo control y sin fallos? J.L.G. Valencia

RESPUESTA. Aunque se llama management audit, su objetivo final no es una auditoría en el sentido fiscal o financiero, sino que más bien se trata de un análisis para conocer mejor una organización.

Considerando que una organización es el conjunto de sus componentes, tenemos que empezar por conocer mejor a los distintos miembros que la forman, así que normalmente el management audit está compuesto por una serie de entrevistas en profundidad con los distintos miembros de la empresa, donde se exploran su trayectoria profesional, sus intereses profesionales y personales, y su potencial. Se pueden usar también cuestionarios de evaluación de cultura organizativa y de estilos de liderazgo.

Dependiendo de la profundidad que se quiera, se utiliza mayor número de instrumentos de diagnóstico. En general, busca conocer el funcionamiento de una organización como un todo (su estilo de gestión, cultura, valores, etcétera) y evaluar hasta qué punto estos aspectos se alinean con los objetivos estratégicos de la compañía.

Desde el punto de vista de los directivos, se prepara un informe de sus fortalezas y debilidades, y se les recomienda un plan de carrera y desarrollo. En lo que se refiere a la compañía, se realiza un informe general recomendando posibles líneas de actuación para fortalecer los puntos fuertes de la organización, así como un informe de diagnóstico de su cultura organizativa, valores y grado de coherencia entre éstos y los objetivos estratégicos de la compañía, que se presenta a la Alta Dirección.

Lo importante es que el directivo colabore activamente en el proceso proporcionando información fiable sobre él y su equipo para realizar así un diagnóstico correcto. Un área que está “en orden” es un área donde las personas se sienten integradas con sus objetivos, donde el estilo de dirección está alineado con los objetivos estratégicos de la compañía y existe un clima de colaboración y confianza entre los miembros del equipo.

Si cumple todo esto, no tiene por qué preocuparse, porque el objetivo final de un management audit es el desarrollo de los directivos.

- Sonia Mª Pedreira de Pinho, Consejera Delegada de Odgers Berndtson España

Sonia Mª Pedreira de Pinho

Publicaciones

Insight

Consejos de carrera para llegar al Comité de Dirección

No importa lo joven que seas ni lo lejos que estés del Comité de Dirección, estas 8 simples regla...

Insight

El escenario de 2020...

...se regirá por una constante incertidumbre y cambios organizativos y tecnológicos. Serán necesa...

Insight

The pursuit of happiness

What motivates top executives around the world?