Las ventajas de autoemplearse

16 nov. 2008

Las ventajas de autoemplearse

A mis 47 años, y con una larga y exitosa carrera en la banca de inversión, estoy planteándome mi futuro, ya que en la entidad para la que trabajo -parte de un grupo multinacional- no veo posibilidades de progreso. Pienso en independizarme como consultor financiero o gestor de patrimonios, pero me da cierto vértigo el cambio, pues siempre he trabajado con el apoyo de una estructura fuerte y una organización grande, y no sé si tengo la energía necesaria para sacar adelante el proyecto. ¿Cuáles son los ingredientes personales y profesionales adecuados para que salga bien? G. M. Madrid

RESPUESTA. En primer lugar, antes de hablar de los ingredientes, creo que tiene muy buenas razones para plantearse la opción del autoempleo. Si elige esta alternativa, se va a llevar varias sorpresas muy agradables: va a trabajar mucho más de lo que esperaba (no sé si esto será agradable o desagradable), con la peculiaridad de que trabajará para sí mismo, a su propio ritmo, pues será usted quien lo marque. Se va a divertir mucho más de lo que esperaba, desarrollando y alineando sus capacidades y experiencia con sus intereses profesionales. Va a aprender también mucho más de lo que pensaba con sus clientes actuales y nuevos.

Además consolidará una nueva etapa en su carrera porque cumplirá esta ecuación: aprender más aportar es igual a consolidar. Tendrá mejor equilibrio entre su vida profesional y familiar, a pesar de trabajar más, pues será usted el que controle y module su trabajo. Será usted su propio jefe, aunque nunca olvide que en el autoempleo "sus jefes" serán sus clientes y los tendrá de todo tipo: agradables, simpáticos, presionadores, difíciles... pero nunca olvide que la presión de una jefatura dura, con el aliento a su espalda, la tendrá diluida entre sus clientes y no concentrada en una sola persona. Controlará mejor su vida, su futuro y su libertad. Son cosas muy importantes.

Finalmente, cuando llegue el momento de retirarse, será usted mismo el que decida hacerlo, pues la mayoría de las personas no se retiran, "las retiran".

Después de todas estas ventajas, decirle que las dificultades y barreras para el autoempleo son más bien personales y psicológicas que objetivas. Le sugiero, como gimnasia personal y psicológica, que comience a practicar las cinco "C": confianza, compromiso, convicción, coraje y constancia.

- José Medina, Presidente de Odgers Berndtson Iberia