José Medina es un murciano inquieto y con una curiosidad sin límite. Aunque es químico por vocación, estudió Economía en ICADE. Empezó a trabajar en CEPSA y pronto dio el salto a Recursos Humanos. Le ofrecieron la dirección de personal, pero él prefería el talento y la consultoría. Dejó CEPSA para incorporarse a la Escuela de Organización Industrial (EOI), ganando la mitad, y desde hace 20 años preside Odgers Berndtson, donde espera continuar muchos años y morir con las botas puestas.

P- ¿No piensa retirarse nunca?

R- No creo en el retiro. La gente no se retira, a la gente la retiran. El retiro es como una derrota ante la vida, una rendición. Hay que mejorar el handicap en el golf, pero haciendo otras cosas. La edad es un indicador, pero no un predictor.

P- ¿Y qué le parece la prejubilación?

R- Es un asesinato, un asesinato del espíritu. Pero el espíritu no muere nunca, y tiene una parte buena, pues es una ocasión para reorientar la vida y descubrir que hay más cosas.

P- ¿Qué es el liderazgo? ¿Cuáles son las cualidades de un líder?

R- El liderazgo, más que una forma de hacer, es una forma de ser. Es la suma de la capacidad de generar confianza y compromiso, la de saber delegar y gestionar el trabajo y el disfrute.

P- ¿Cómo se crece más, con los éxitos o con los fracasos?

R- Sin duda con los fracasos. En la vida, el fracaso o el error es un paso adelante para lograr lo que buscas.

P- ¿Qué hay que hacer para gestionarse uno su propia carrera?

R- Lo primero es sentarse en el puesto del piloto y coger el volante. Hay momentos, como les ocurre a muchos prejubilados, que en lugar de buscar un puesto de trabajo lo que hay que hacer es buscar clientes. Para ello hace falta tener las cinco ces: coraje para superar los miedos; confianza en el proyecto y en uno mismo; compromiso para implicarse y jugársela; convicción en la victoria; y constancia para perseverar hasta lograr el éxito.

P- ¿Se valora el talento?

R- El talento es la capacidad más exquisita que diferencia a las organizaciones excelentes de las que no lo son, y a la vez es la capacidad peor gestionada. Lo más importante en una organización son las personas, la gestión del talento, pero, como en los icebergs, sólo se utiliza una pequeña parte. Es una paradoja.

P- ¿Si se gestionara bien el talento, habría más mujeres directivas?

R- Sin duda. Las mujeres han tenido menos oportunidades, pero las organizaciones de hoy exigen capacidades que tienen las mujeres, como son tener mano izquierda y capacidad de convencer sin vencer; realizar varias tareas al mismo tiempo; dirimir de una forma flexible en el conflicto, etc. Estadísticamente está demostrado que las organizaciones con más mujeres son más eficaces.

P- ¿Qué cualidades debe tener un directivo para afrontar crisis como la que estamos viviendo?

R- La primera es ser fuerte y establecer una distancia con los acontecimientos para no dejarse arrastrar por éstos; transmitir serenidad y apoyo al equipo, porque lo que más desconcierta a la gente es que su jefe, su líder, pierda el aplomo. Y ser optimista.

José Antonio Roca

Publicaciones

Insight

Consejos de carrera para llegar al Comité de Dirección

No importa lo joven que seas ni lo lejos que estés del Comité de Dirección, estas 8 simples regla...

Insight

El escenario de 2020...

...se regirá por una constante incertidumbre y cambios organizativos y tecnológicos. Serán necesa...

Insight

The pursuit of happiness

What motivates top executives around the world?