En mi tarea de identificar el talento directivo, hay un tipo de búsqueda que resulta siempre ser la más complicada. La suele pedir un buen cliente en apuros, como favor especial, con urgencia y premura y, por descontado, nunca se cobra. Nunca el éxito estuvo menos garantizado.

Pocas veces hay un perfil claro. Aun habiéndolo, no es fácil reflejar en él toda la realidad que implica. Evidentemente, me refiero a buscar una secretaria. No podía ser otro el puesto. Afortunadamente, en estas tesituras, el bosque es camino, la intuición y olfato inapreciables, y el tanteo muy buen método.

¿Dónde reside la excelencia de una gran secretaria? Éstas son las características que hacen que esta excelencia se escriba con "C":

  1. Confianza. Le encargas una cosa y te puedes olvidar de ella. Es lo mejor que se puede decir de una persona. La confianza debe ser recíproca. Sobre todo, del jefe en la secretaria.
  2. Compromiso. No sólo está implicada en términos de ayuda. Se siente parte clave en la contribución a los resultados.
  3. Calidad impecable en su trabajo. Concienzuda y rigurosa, remata los temas, llegando al nivel de detalle necesario.
  4. Criterio. Le da libremente a su jefe su opinión y punto de vista independiente sobre temas y problemas, incluso si no está de acuerdo con él. Más colega y compañera que subordinada.
  5. Capacidad de decisión. Con iniciativa. Actúa, ayuda y entrega el trabajo hecho, sin trasladar ni "exportar" el problema.
  6. Comprensión. Capta los temas, los entiende e interpreta adecuadamente. Clarifica ambigüedades y malentendidos.
  7. Cortesía. Trato exquisito a clientes, proveedores...con educación, estilo y naturalidad.
  8. Comunicación. Facilita el flujo de trabajos y contribuye al buen clima entre las personas.
  9. Cooperación. Va más allá de las fronteras formales de su puesto y ayuda en su resolución.
  10. Confidencialidad. Con discreción, sabe muy bien qué información guardar y no compartir. No quiere saber de cotilleos, ni mucho menos participar en ellos.
  11. "Comprensión". Bajo presión brota lo mejor de sí misma, mientras que otros flaquean.
  12. Conocimiento. Conoce a su jefe como profesional y como persona, y sabe cómo responde, con sus puntos fuertes y débiles.
  13. Contribución. Su trabajo tiene un claro sentido para ella y lo alinea con los objetivos.

Si usted casualmente encuentra y contrata a la persona que posee estas cualidades, nunca olvide tres cosas: usted tiene mucha suerte; nunca pierda a esa persona; y parece un ser humano, pero, créame: es un ángel que le ha venido del cielo.

José Medina

Publicaciones

Insight

Consejos de carrera para llegar al Comité de Dirección

No importa lo joven que seas ni lo lejos que estés del Comité de Dirección, estas 8 simples regla...

Insight

El escenario de 2020...

...se regirá por una constante incertidumbre y cambios organizativos y tecnológicos. Serán necesa...

Insight

The pursuit of happiness

What motivates top executives around the world?