¿Es un argumento en contra estar en paro?

15 abr. 2012

¿Es un argumento en contra estar en paro?

Hace un año y medio que, debido a una reestructuración, tuve que dejar mi último puesto como director financiero de una mediana empresa, después de una carrera bastante exitosa de 20 años en banca y en otras dos compañías. Creo que por edad y por currículo sigo siendo un buen candidato, pero hasta ahora no he tenido suerte para reincorporarme al mundo empresarial. He intentado mantener mi red de contactos y mis vínculos con la profesión, y he colaborado con una ONG de la que soy socio ayudándoles en sus finanzas, pero siento que el largo periodo en el paro se ha convertido en un argumento en mi contra ante posibles entrevistas. ¿Cómo puedo salvar este obstáculo? R.G. Madrid.

RESPUESTA. A priori, el transcurso del tiempo no juega a su favor, salvo que usted sepa dotar a su currículo de rasgos que refuercen que su empleabilidad sigue alta. Por ejemplo, el hecho de colaborar con una ONG dice bastante de su actitud y de su personalidad. Puede perfectamente añadirlo como una etapa más de su experiencia profesional.

Por otro lado, explore otras posibilidades que a lo mejor no ha pensado: por ejemplo, contacte con las firmas de auditoría y consultoría que eran proveedores de su última empresa y muéstreles su disponibilidad a colaborar en el sentido más amplio de la palabra, introduciendo toda la flexibilidad de la que sea capaz.

Muéstrese también dispuesto a trabajar por cuenta propia para varios posibles empleadores, además de por cuenta ajena para uno solo. Su experiencia en banca y finanzas puede abrirle una puerta en la colaboración con pymes, las cuales, dada la coyuntura por la que están atravesando, no pueden incorporar un perfil como el suyo en plantilla, pero pueden valorar mucho el tipo de experiencia que usted les aporta.

Flexibilidad y versatilidad no son dos palabras mágicas, pero una buena dosis de las mismas, y, en general, una actitud positiva pueden ser de gran ayuda para encontrar un proyecto.

- Luis José Murillo, Director General de Odgers Berndtson España