¿El jefe siempre tiene razón?

12 may. 2013

¿El jefe siempre tiene razón?

Hace seis meses me incorporé como abogado sénior a un despacho con mucho cliente mercantil, y desde el principio quedó claro que el puesto implicaba responsabilidad directa sobre casos y clientes. Los temas que llevo son interesantes, pero me he encontrado con un jefe, titular del despacho, que soporta mal la discrepancia y pretende marca la línea en cada caso. Me gustaría cambiar esta dinámica sin forzar las cosas y sentirme libre de disentir sin que eso suponga desafiar la autoridad. ¿Cómo debería actuar? J.G. Internet

RESPUESTA. No va a ser fácil hacerle cambiar. Tiene que ejercitar la paciencia, que es una virtud. La gota de agua horada la roca. No discrepe abiertamente; no desafíe su autoridad. El afirmarse en su postura hace que el otro se reafirme más en la suya en una dinámica sin fin del principio de acción y reacción.

Aporte información y plantee su alternativa junto a la suya, si es posible. Trate de reconducir, respetando su punto de vista. Escuche mucho al otro y deje claro su punto de vista. Escuchar mucho y ser asertivo son las dos dimensiones de un buen negociador que practica un enfoque gana-gana.

En la dinámica de la conversación, no le interrumpa cuando él exprese su punto de vista. Déjele hablar. Que su disentimiento sea una forma de alternativa y enfoque complementario, no de confrontación, ni buscando ganar siempre. No olvide la dimensión económica que siempre es fundamental al enfocar los temas jurídicos.

Frecuentemente se dedica mucho tiempo, energía y desgaste a cosas "muy bonitas" como piezas jurídicas, pero de escasa relevancia económica. Mantenga esta línea durante un tiempo y analice los progresos. Si sigue igual o va a peor; plantéese un cambio.