Desde que comencé en esta profesión de la búsqueda de directivos, he vivido distintos escenarios económicos de crisis. Sin embargo, la situación actual implica un cambio radical de todos los paradigmas manejados hasta ahora. El número de buenos directivos que en los últimos meses se dirigen a nosotros en busca de consejo u orientación porque han perdido su empleo, o temen perderlo en los próximos meses, es creciente. A medio plazo, el lamento es destructivo, así que lo primero que debemos hacer es tratar de eliminar los pensamientos negativos paralizantes. Si se encuentra en la situación descrita, debe ser consciente de que buscar empleo es uno de los trabajos más duros que existen, pero también una magnífica oportunidad para estimular su creatividad.

Ante todo, sea realista y prepárese para ser más tolerante a la frustración, porque va a tener que sembrar mucho y puede que los frutos tarden en llegar. Usted, que tantas veces habrá diseñado y ejecutado un plan estratégico, plantéese que ahora es el momento de elaborar uno para usted mismo, con una estrategia, acciones tácticas y una metodología de actuación, y cuyo objetivo sea encontrar trabajo.

 Estas son algunas pautas que se pueden seguir:

1.  Ponga en orden su historial profesional, resaltando sobre todo el valor añadido de su experiencia.

2.  Elabore una relación de contactos profesionales y realice un control efectivo de las acciones, fechas y resultados.  Puede crear una base de datos informatizada u optar por la tradicional hoja de papel en blanco.

3.  Póngase en contacto y envíe su currículum vítae a empresas de búsqueda de directivos. Lo más práctico suele ser cumplimentar el proceso de registro que gran parte de estas firmas incorporan en sus webs.

4.  Active y gestione adecuadamente sus redes sociales, desde las más informales hasta las más formales: familia, vecinos, amigos, asociaciones profesionales y académicas, internet, etcétera.

5.  Si está desempleado, intente organizar una agenda diaria lo más ocupada y lo más parecida posible en duración a la que llevaba cuando trabajaba.

6.  Intente contactar a todas aquellas personas que usted crea que pueden ayudarle.  No lo deje en una simple llamada: promueva un encuentro personal. No les pida trabajo. Explique su situación y “acepte” consejos. Jamás les solicite algo que pueda comprometerles.

7.  Ante una oportunidad de empleo, piense que hay vida más allá del contrato laboral. Contemple fórmulas alternativas de colaboración diferentes a la típica relación laboral. Es posible que muchas empresas estén dispuestas a aceptar costes variables antes que fijos.

8.  De entrada, no descarte convertirse en empresario. Ahora no es fácil, pero nunca lo ha sido y siempre puede haber una oportunidad.

9.  No descuide su aspecto físico. Vigile su alimentación y si no hacía ejercicio, éste es un buen momento para empezar. No se arrepentirá.

10.  Debe mentalizarse de que estar desempleado no es un estigma. Si usted se considera “un parado”, se está haciendo un flaco favor a sí mismo.

11.  Para empezar a buscar empleo, ante todo, debe perder la vergüenza, lo cual no significa perder la dignidad, aunque tendrá que dejar buena parte de su orgullo para otro momento.

12.  Gestione adecuadamente la información y el estado de ánimo que transmite a su entorno más cercano: cónyuge, hijos, etc. Recuerde que ellos no manejan las mismas claves que usted y puede provocarles una ansiedad innecesaria.

Todos podríamos encontramos en una situación parecida; por eso ha llegado el momento de caminar hombro con hombro. ¿A qué espera? ¡Póngase en marcha!

Luis José Murillo

Publicaciones

Insight

Consejos de carrera para llegar al Comité de Dirección

No importa lo joven que seas ni lo lejos que estés del Comité de Dirección, estas 8 simples regla...

Insight

El escenario de 2020...

...se regirá por una constante incertidumbre y cambios organizativos y tecnológicos. Serán necesa...

Insight

The pursuit of happiness

What motivates top executives around the world?