Directivo novato

01 may. 2011

Directivo novato

Tengo bastantes posibilidades de recibir una oferta para el puesto de director de gestión de calidad en una empresa de logística y transporte. Sería mi primer puesto directivo tras siete años en el sector. Tendré a mi cargo a un equipo de ocho personas y quiero tener preparada la estrategia de "aterrizaje" si accedo al puesto. Es decir, analizar las funciones de cada uno, reorganizar lo que haga falta, transmitir seguridad e ideas claras y, por supuesto, conseguir que todo funcione. ¿Que me aconsejarían? H.B. Internet

RESPUESTA. En primer lugar, y sin ánimo de rebajar sus expectativas, espere a recibir la oferta en firme y a aceptarla. Puede que este documento le aporte algún indicio de cómo valora la empresa contratante la responsabilidad que usted espera, si se la ofrece y si es una función clave dentro de su estrategia de negocio.

Es importante que quien vaya a ser su superior jerárquico le transmita con claridad y concreción los objetivos cualitativos y cuantitativos que deben alcanzarse. Ya debe saber que no es lo mismo "ir de visita que para quedarse", y que no hay nada peor que "entrar como un elefante en una cacharrería". Aunque parece obvio, muchas personas no lo tienen en cuenta en un proceso de cambio y tienden a cometer errores "de principiante".

Una vez conocidos los objetivos, en función del tiempo que disponga para alcanzarlos, convendría compartirlos de forma clara con los miembros del equipo. Es básico que sea capaz de "transmitirles" las razones de por qué le han contratado. Debe imponer una autoridad moral basada en la experiencia, el conocimiento del negocio y la función, y no escudándose en los aspectos formales del puesto. Inmediatamente, y con conversaciones individuales, debe conocer con profundidad a cada uno de los integrantes del equipo para explorar las expectativas que tienen con su incorporación, detectar los problemas no resueltos, su grado de compromiso con la empresa y con su responsabilidad personal, puntos fuertes y débiles de cada uno, capacidades y potencial de desarrollo. Así se hará una composición de lugar que le facilitará el diagnosticar posible carencias y si estas se pueden resolver reasignando funciones o haciendo sustituciones.

- Luis José Murillo, Director General de Odgers Berndtson España