Cómo transmitir conocimientos a los jóvenes

18 dic. 2011

Cómo transmitir conocimientos a los jóvenes

Soy ingeniero industrial y tengo una extensa experiencia como directivo comercial en diferentes sectores, siempre de la "economía real": máquina herramienta, electrodomésticos, electrónica… Con 55 años, me aproximo ya a la fase final de mi carrera, pero me gustaría transmitir parte de esa experiencia a jóvenes profesionales, en la universidad o escuelas de negocios. ¿Cómo se puede entrar en ese circuito? ¿Es imprescindible ser doctor? M. G. Madrid.

RESPUESTA. Su actitud es digna de elogio, porque seguro que no dispone de mucho tiempo libre y es muy generoso que quiera trasladar su experiencia y conocimiento a quienes lo puedan utilizar como referencia para su desarrollo profesional.

Es más fácil que pueda establecer algún contacto con escuelas de negocios o universidades privadas para poder desarrollar algún tipo de actividad académica o extraacadémica, bien con alumnos de los últimos años o recién licenciados, siendo estos colectivos más susceptibles de recibir su conocimiento. El acceso a la universidad pública puede ser más limitado, pero una forma de intentarlo es contactar con las oficinas de antiguos alumnos, cada vez más activas a la hora de promover espacios para compartir experiencia y conocimiento. Sin duda, este tipo de intercambios ayudaría a que el flujo de experiencias entre la universidad y la empresa fuera mucho más operativo y práctico, aspecto que ahora se echa de menos. El formato puede ser amplio. Sirva a modo de ejemplo desde participar en seminarios hasta convertirse en una especie de tutor-mentor para orientar al estudiante o recién licenciado sobre aspectos que pueden ser decisivos en su proceso de toma de decisiones en las fases iniciales de su carrera profesional. Probablemente, más que experiencias concretas, que también, usted puede aportar una metodología para analizar problemas complejos, vivencias profesionales y empresariales que no están escritas en los manuales. Especialmente en estos momentos, insuflar una actitud positiva, de alta tolerancia a la frustración, es un aspecto nada desdeñable para futuros profesionales, sobre todo para que comprueben que la actitud que usted tiene con ellos puede reportarles satisfacciones.

- Luis José Murillo, Director General de Odgers Berndtson España