Cómo escoger un socio para un nuevo proyecto

15 feb. 2009

Cómo escoger un socio para un nuevo proyecto

Hace dos meses, y tras llegar a un acuerdo con mi empresa de los últimos siete años -una multinacional de artículos deportivos en la que he sido director general para España y Portugal-, decidí poner en marcha mi propio negocio de representación comercial en el mismo sector. Para arrancar, cuento con dos potenciales socios minoritarios: uno es un colega al que conozco desde hace años, y que está en el paro, y el otro, a quien conozco menos, lleva años en actividades similares. Ambos demuestran gran entusiasmo por el proyecto y tienen talento y conocimiento del negocio, pero no quiero equivocarme en una decisión tan importante. Necesito saber qué cuestiones clave debo preguntarme para elegir a mi futuro socio y qué criterio he de aplicar para elegir entre ambos. G. P. Las Palmas de Gran Canaria.

RESPUESTA. Se encuentra ante la decisión más crucial de un emprendedor: la elección de socios. Un porcentaje enorme de casos de fracaso en la puesta en marcha de proyectos empresariales es achacable a una elección errónea de nuestros compañeros de viaje.

Ante estos dos colegas de perfil diferente que demuestran entusiasmo y talento, en primer lugar, y a gran distancia de las demás, hágase la siguiente pregunta: ¿cuál de ellos me merece mayor confianza? A continuación haga las siguientes reflexiones: ¿qué busca y qué aporta cada uno al proyecto?, ¿a cuál de ellos encargaría la tutela de mi hijo o con cuál querría que mi hijo trabajara?; además de trabajar eficazmente y a gusto, ¿con cuál de los dos compartiría más temas en otros ámbitos? En otras palabras, ¿cuál de los dos puede ser más que un socio? Y, por último, en un momento de gran apuro, ¿cuál estaría más dispuesto a ayudarme sin condiciones ni expectativas y con total compromiso?

Tras responderse estas preguntas y sacar conclusiones, intente recabar información de otras fuentes. En definitiva, trate de garantizar al máximo que la decisión que toma sobre la elección vaya acompañada del menor riesgo posible. Pero, sobre todo, siéntase libre. Nunca olvide que puede elegir a los dos, a uno o a ninguno.

- José Medina, Presidente de Odgers Berndtson Iberia