Vivimos en una sociedad en la que los cambios son una constante en nuestras vidas; Por esta razón, nuestro crecimiento personal y desarrollo profesional dependen en gran medida de nuestra capacidad para adaptarnos a las nuevas tendencias, procedimientos y hábitos implantados en la vida cotidiana y en el mundo laboral.

Los avances tecnológicos, junto a la evolución en la investigación, innovación y desarrollo continuo de los distintos sectores y áreas profesionales que integran el mercado laboral, hacen que el entorno cultural y social en el que estamos inmersos cambie y evolucione a un ritmo atroz. Por lo tanto, debemos estar tremendamente atentos a estos indicadores de cambio o, de lo contrario, nos quedaremos estancados y no comprenderemos determinados comportamientos y directrices empresariales que son consecuencia directa de esta evolución generada por las nuevas exigencias y demandas del mercado actual.

Si su estrategia de negocio está fundamentada en un plan de desarrollo y crecimiento, es importante que las diferentes compañías y empresas que integran el mercado laboral desarrollen su capacidad de adecuación y adaptación a estos nuevos requisitos de éxito empresarial, marcados por los cambios y avances que se producen continuamente.

Aplicando las reglas del silogismo, es determinante que las personas que comienzan o continúan su andadura profesional en una determinada compañía, comprendan la empresa y sus valores, elementos clave para conseguir un desarrollo óptimo y un desempeño de sus responsabilidades acordes a la cultura corporativa de dicha organización.

Si realizamos un análisis de las diferentes compañías que integran el mercado laboral, nos encontraremos con empresas y organizaciones muy diferentes y dispares en cuanto a su idiosincrasia y estructura corporativa. Podemos hablar, por ejemplo, de instituciones públicas, empleadores privados, asociaciones deportivas, etc.; en definitiva, de un amplio espectro de firmas empresariales con finalidades aparentemente distintas, pero con una raíz común. Es decir, a pesar de su diferencia estructural y conceptual, todas estas organizaciones comparten un mismo objetivo: ser las más competitivas en su ámbito de actuación.

Para lograr incrementar su ventaja competitiva en un mercado cada vez más exigente, una compañía debe tener presente en todo momento que la clave para alcanzar el éxito empresarial radica en el buen desempeño de todas y cada una de las personas que integran la organización. A este respecto, es importante que los directores de cada una de las divisiones o departamentos que integran la compañía, desarrollen las competencias y destrezas necesarias para interactuar y cooperar con el resto de figuras relevantes de la organización, al mismo tiempo que promuevan y fomenten un clima de colaboración y trabajo en equipo.

En consecuencia, el éxito empresarial de un directivo brillante que dirija un área estratégica en una determinada compañía, estará supeditado en gran medida tanto a la buena relación profesional que mantenga con el resto de compañeros que integran el comité de dirección, como a la cooperación y buen clima de gestión que implante en torno a sus subordinados. De lo contrario, nos podríamos encontrar con el caso de un profesional estrella, uno de los mejores y más valorados en su campo, que no triunfe en una organización por motivos relacionados con sus carencias aptitudinales reflejadas en la falta de integración e interacción con el resto de las personas que componen la compañía, todas las cuales reman en una misma dirección acorde a la cultura corporativa y directrices marcadas por la política de la empresa.

Por lo tanto, no son los conocimientos técnicos de un profesional los que predicen su éxito en una firma empresarial, sino su capacidad para adaptarse a su filosofía y funcionamiento interno.

Si hacemos referencia a un antiguo y certero dicho peruano, nos encontraremos con la siguiente afirmación: “o te aclimatas o te aclimueres”, cuyo significado implícito considero que nos puede aportar muchas pistas para alcanzar el éxito en nuestra vertiente personal y profesional.

Raúl Cabezas

Publicaciones

Insight

Consejos de carrera para llegar al Comité de Dirección

No importa lo joven que seas ni lo lejos que estés del Comité de Dirección, estas 8 simples regla...

Insight

El escenario de 2020...

...se regirá por una constante incertidumbre y cambios organizativos y tecnológicos. Serán necesa...

Insight

The pursuit of happiness

What motivates top executives around the world?